Copywriting en mensajes directos de redes sociales

¿Has escuchado hablar acerca del copywriting conversacional? Te mostramos algunos consejos para lograr que los mensajes de tu marca suenen más naturales y se parezcan más a un diálogo que a un monólogo robotizado. La idea: que el cliente se sienta en confianza al momento de consultarte o comentarte algo sobre el producto o servicio que le ofreces.

Más confianza = más ventas

Aunque hoy en día los chatbots se han convertido en una herramienta que utilizan las empresas para solucionar de manera rápida las inquietudes de los clientes, no siempre son la forma más acertada de establecer una comunicación con ellos. A veces los clientes necesitan una asesoría mucho más allá de mensajes automáticos y eso sólo lo puede lograr un ser humano del otro lado de la red social.

Mientras más cercana sienta el cliente a tu marca, más crecerá su buen feeling y posiblemente su lealtad. Recuerda que atesoramos la buena atención, no solo en una tienda o un restaurante, sino en el mundo digital. Para lograrlo a través de tus líneas, te dejamos algunos consejos que pueden ser útiles para que empieces a ponerlos en práctica desde ya:


El copywriting para conversar

  • Menos es más: que tus respuestas sean precisas y al grano. No utilices audios que parecen podcast o textos que se asemejan a testamentos, eso quizá te funcione con familiares y amigos –y ni siquiera- así que sé directo.
  • Pregunta: mientras más información tengas acerca de tu audiencia, no sólo vas a poder ofrecerle exactamente lo que necesita en cuanto a ventas, sino que también podrás solucionar mejor sus inquietudes. Hacer preguntas te ayudará a recolectar esta información y da pie a iniciar una conversación. Algunos ejemplos son: ¿tienes dudas?, ¿qué te ha parecido el producto o servicio que compraste?, ¿cómo calificarías la atención brindada?
  • Los conectores son tus aliados: “por cierto” “entonces” “asimismo” “yo creo que”. Estas expresiones le aportan a tu texto un tono de suavidad y asertividad, y además te ayudan a ordenar la secuencia de lo que quieres decir.
  • No a la voz pasiva ni al “usted”: la voz pasiva y el pronombre “usted” marcan una distancia entre tú y tu cliente; mira este ejemplo: “cuando su cuenta sea registrada, será contactado”. Es mejor si le dices “cuando registre tu cuenta te contactaré”.
  • Personaliza tu mensaje: incluye el nombre de la persona, no hables en plural ni des un mensaje genérico, por ejemplo, usa. “Juan Pablo este es nuestro aporte del mes para ti”.
  • Utiliza emojis que se alineen con el tono de tu marca para darle un toque de frescura y cercanía a tu mensaje. No abuses de ellos, todo en exceso es malo. 📅 ✔️
  • Puedes utilizar exclamaciones para transmitir un mensaje entusiasta, pero empléalas en el momento preciso como por ejemplo al saludar o despedirte, no al escribir frases de ventas porque pueden sonar un poco agresivas.

¿Qué otras técnicas empleas en tus mensajes directos? Piensa cómo te gustaría que te hablaran a ti y atrévete a aproximarte más a esas personas que vieron algo bueno en lo que ofreces, gánate su confianza, haz que adoren tus respuestas.