Copywriting vs marketing de contenidos

En el mundo del marketing y venta online existen diversos conceptos, técnicas y  mecanismos para el desarrollo de estrategias e ideas que permitan la acción que toda empresa busca y necesita: vender.

Y para vender, parte importante de la fórmula es captar al consumidor y ganar su confianza. Pues, cuando una marca quiere prevalecer en el tiempo es necesario mucho más que recibir una compra.

Entre esas distintas prácticas existentes para que las empresas logren la mayor captación de  clientes, se encuentran el copywriting y el marketing de contenidos. Estas dos técnicas son diferentes pero igual de necesarias para lograr el éxito online.

Por eso, aquí conocerás de qué se tratan, cuáles son sus diferencias y similitudes y lo importante de  funcionarlas para alcanzar el objetivo de que tu target se sienta atraído con tu marca.

Qué son y para qué sirven

Por un lado, sabemos que el copywriting en el mundo web es el conjunto de técnicas y estrategias para escribir textos persuasivos para contenidos de marketing y ventas. Puede ser para emails, redes sociales, sitios web, anuncios, etc. Su objetivo: persuadir al lector para que realice una acción.

El copy tiene el objetivo de romper las barreras que usualmenfe mostraban los textos cuando te vendían algo muy directa e insistentemente. La idea es crear textos más creativos, interesantes y originales.

En cuanto al marketing de contenidos, se trata de la creación de ideas y estrategias que desarrollen un contenido de valor con el objetivo de captar la atención de quien lo consume. Más allá de vender un producto de forma directa, con este mecanismo le ofreces al usuario algo más con lo que sentirse identificado, entretenido, informado o hasta educado.

Diferencias

Lo que diferencia primordialmente al copywriting y al marketing de contenidos es la función del texto dentro de la estrategia que se ha generado.

Cuando se trata de copy, su misión (como ya mencionamos) es obtener una respuesta por parte de quien lo lee. La respuesta puede ser directa o indirecta. Si es directa se entiende como una acción de compra, un follow en redes o una suscripción a un newsletter. Y si es indirecta podría ser menos tangible, como un cambio de perspectiva en el usuario o mayor visibilidad.

Pero cuando se habla de marketing de contenidos, la misión es más flexible, ya que busca darle a la audiencia algo de valor. Tal como se explicó anteriormente, ese valor puede ser informativo, educativo, de entretenimiento o inspiracional.

Por otra parte, en el copy es necesaria, en muchas ocasiones, la capacidad de síntesis, en cambio en el marketing de contenidos existe algo más de libertad para la creación.

Semejanzas

La similitud más clara es muy simple: ambas son mecanismos de la comunicación escrita con orientación al marketing.

Las dos tienen como objetivo generar algún tipo de acción en la persona que consume el texto. Sea cual sea, tangible o intangible, siempre es necesario ofrecer o remover algo en la psiquis del usuario.

Por qué deben darse la mano

Cuando tienes una marca y quieres hacerla más cercana a tu público, es importante hacer más que vender, sin embargo lograr compras es el objetivo elemental. Para eso estas dos herramientas bien elaboradas  son fundamentales para mejorar tus estrategias y conseguir el éxito.

La audiencia pasa por varias fases antes de convertirse en un cliente. En primer lugar, reconoce que tiene una necesidad, luego descubre tu producto o servicio. Por siguiente, te compara con el resto de la oferta en el mercado. Por último, evalúa y toma una decisión de compra.

Lo que tu contenido debe hacer es acompañar a ese cliente potencial en todo su recorrido, de principio a fin, apoyando para resolver su problema o necesidad y generando confianza.

De cierta forma, se puede decir que el contenido prepara el terreno y el copywriting finaliza la jugada. Diferentes pero necesarias para obtener resultados. En el mundo del marketing online cada vez hay más opciones y lo que hará que una marca logre el éxito es creando estrategias funcionales, creativas y que generen una reacción en ese futuro cliente que esta necesitando resolver un problema o satisfacer una necesidad. Y más que vender, debes quedarte en su corazón.