¿Qué indicadores medir en tu estrategia SEO?

Al momento de planificar y ejecutar tu estrategia SEO, además de establecer un objetivo, segmentar, utilizar palabras clave, posicionarte y aumentar el tráfico de tu web, es importantísimo que te plantees cómo medir la efectividad de las acciones que estás llevando a cabo, para que puedas saber si vas por el camino correcto o si debes cambiar de rumbo.

Innovar, es una palabra clave en este contexto en el que te situamos. Como sabes el universo del marketing digital se caracteriza por su dinamismo y tienes que estar preparado para hacer frente a los nuevos retos que te presenta: cambios en el mercado, transformaciones en el comportamiento de los usuarios, estrategias acertadas de la competencia.

Es por eso por lo que tu estrategia SEO también debe ser dinámica, para que consigas optimizar tu página web y mejorar tu posicionamiento mientras tu público te encuentra más amigable en cualquier dispositivo desde el que interactúe contigo. En este sentido los motores de búsqueda favorecen cada vez más a los sitios que usan webs móviles aceleradas (AMP), lo que asegura que las páginas carguen mucho más rápido en los dispositivos móviles.

Conoce los 3 indicadores más importantes a medir en tu estrategia SEO

1. Clasificación de tu web y rendimiento de palabras clave

Identificar las palabras clave que buscarían tus clientes potenciales, es el primer paso que te recomendamos dar. Las palabras clave pueden incluir por ejemplo localizaciones, lo que hace que la búsqueda sea más exacta y útil. Luego es importante que sepas cómo se clasifica tu sitio web en los motores de búsqueda para las palabras clave deseadas. 

Si haces un seguimiento de tus palabras clave podrás saber cuáles de ellas requieren más atención y cuáles generan mayor tráfico versus los sitios de tus competidores.

Algunas herramientas que permiten medir la clasificación de palabras clave son: Raven SEO, SEO Profiler, Wordstream. Algunas de ellas además te sugieren palabras clave y planes de acción para mejorar los resultados.

2. Tráfico orgánico

El volumen de tráfico orgánico de tu sitio web proviene de los resultados de búsqueda espontáneas que realizan los usuarios y pueden ser de dos tipos: el que proviene de las palabras clave de marca y el de las palabras clave sin marca.

Es más importante que te enfoques en las palabras clave que no contengan el nombre de tu marca ya que probablemente son más buscadas por usuarios que aún no conocen tu producto o empresa, y que son guiados a tu sitio web a través de las palabras clave buscadas.

El seguimiento regular del volumen de cada tipo de tráfico te ayudará a identificar el total del tráfico orgánico y lo ideal es que cada mes el tráfico sin marca vaya en aumento. En Google Analytics puedes medir este tráfico.

3. Calidad del tráfico

El tráfico del sitio web es importante, pero aún más importante es que llegues al público objetivo adecuado. Ya sabrás que cuanto mejor es la calidad del tráfico, mayor será la tasa de conversión. Para esto ten en cuenta:

• Las visitas a las páginas deberían aumentar

• La duración promedio de las visitas también debería aumentar
• La tasa de rebote debería ser baja

Si la tasa de rebote es alta y las visitas a la página y el tiempo promedio son bajos, hay un problema en tu sitio que debes resolver. Si por el contrario estos dos últimos indicadores son bajos y la tasa de rebote es baja, significa que a tu audiencia le interesan los contenidos que le estás entregando y que tienes mayor posibilidad de obtener mejores tasas de conversión.

El entorno de marketing digital orgánico está evolucionando a un ritmo acelerado y si quieres sobrevivir en el mundo SEO es mandatorio que estés en sintonía. En otras líneas te contaremos de más indicadores que debes tomar en cuenta al momento de medir los resultados de tu estrategia.