Optimiza la meta descripción y el meta title de tu web

Hay ciertos elementos de una página web que deben estar preparados para empezar a recibir cada vez más visitas. Es como tener la casa lista para cuando entren amigos, vecinos y familiares. En el caso de nuestra casa online, los metadatos son claves al momento de definir una estrategia de copywriting y posicionar nuestro contenido en los motores de búsqueda. Mira de qué se trata.

¿Qué son los metadatos?

Conforman la información HTML que guían a los motores de búsqueda y a los usuarios en la comprensión acerca de qué se trata un sitio web. Los factores que conforman los metadatos son una etiqueta de título o title, una meta descripción y una etiqueta de palabras clave meta.

Es importante que en la estrategia de contenido tomes en cuenta estos campos para indicarle a los buscadores cómo clasificar de manera correcta tu página web. De lo contrario, Google rellenará los espacios con información aleatoria, por ejemplo, usará la primera oración que consigue en tu sitio como meta descripción, y eso no está bien.

Meta descripción

La meta descripción es un fragmento de texto que resume el contenido que se encuentra en una página web y la idea es que los usuarios y los buscadores reconozcan de qué va la web gracias a estas líneas y empieces a generar clics. En HTLML se ve así: <meta nombre=»descripción» contenido=»Descripción de una página, regularmente una o dos oraciones.»/>

La descripción debe ser clara y tener un llamado a la acción para invitar a las personas a hacer clic cuando lean este fragmento de texto.

Meta title

El meta title cumple el rol del título del contenido y aparece en forma de enlace a tu contenido en los motores de búsqueda. Es allí donde las personas hacen clic cuando las páginas de los motores de búsqueda les muestran los resultados de los términos que intentan encontrar. Se recomienda utilizar barras divisorias para facilitar la lectura: Metadatos para web | Aumenta el tráfico de tu sitio | SEO.

Selecciona las palabras clave adecuadas

Una de las tareas de los motores de búsqueda es rastrear las palabras clave de tu web. Colócalas al inicio de la meta descripción y meta title. Para que los administradores o gestores de contenido optimicen los textos y que los usuarios encuentren el contenido que buscan, Google creó Google Search Console. También hay otras opciones como Ahrefs para buscar palabras clave y sugerencias de contenido.

Asegúrate de utilizar palabras clave distintas para cada una de tus páginas, de este modo los motores mostrarán los resultados apropiados en una búsqueda específica.