¿Qué es el Pogo Sticking en SEO?

Aunque tal vez es un término poco conocido en el mundo SEO, el Pogo Sticking es un factor que Google tiene en cuenta a la hora de posicionar contenidos. Conoce el significado del Pogo Sticking y cómo influye en tu estrategia.

¿Qué es el Pogo Sticking?

El Pogo Sticking sucede cuando un usuario que ha entrado a tu web a través de Google utiliza la flecha de “volver atrás” en su navegador para regresar y hacer clic en otro sitio web de la página de resultados de búsqueda (SERP por sus siglas en inglés). Con este movimiento, el usuario da a entender que tu contenido no es el más relevante de acuerdo con su intención de búsqueda.

A veces el salto de una web a otra sucede tan rápido que parece que la persona estuviera usando un pogo stick, traducido al español como palo saltarín. De allí el origen de este término que tiene su rol en el mundo SEO.

El Pogo Sticking suele suceder por ejemplo si estás buscando un tutorial y Google te arroja varios resultados relacionados con tu búsqueda, haces clic en la primera opción que te muestra resultados en video, pero lo que realmente quieres ver es el paso a paso en fotos. Es aquí cuando retrocedes a la SERP, abandonas esa página y vas a buscar otra web que tenga fotos. Sin embargo, entras, ves algo que no te convenció y regresas de nuevo a la SERP y así sucesivamente hasta que consigues el resultado que esperas.

¿Cómo influye el Pogo Sticking en el posicionamiento SEO?

Uno de los elementos que toman en cuenta los algoritmos es cuán satisfechos están las personas con el contenido que encuentran en la página web que visitan, esto es concretamente la experiencia que tiene el usuario. Una de las señales de que el usuario no está satisfecho es que salga de la página y vaya a buscar otra opción.

Cuando esto sucede, se crea una alerta en Google y es posible que penalice a la web que no cumple con las expectativas del usuario. La explicación es que cuando un usuario utiliza Google consume recursos del buscador, entonces si se ve en la necesidad de entrar a dos o más sitios distintos, quiere decir que está consumiendo más recursos de los que debería.

Si una web tiene un alto Pogo Sticking, significa que no responde a la intención de búsqueda del público. En consecuencia, ocurre la penalización que se traduce en una pérdida importante de posiciones en los resultados que arrojan las búsquedas orgánicas.

Trabaja en la intención de búsqueda

Para evitar que el usuario salga corriendo a buscar una opción B porque lo que le ofreces no es lo que espera, debes trabajar el SEO on Page. Es decir, organizar tu espacio para luego invitar a la visita y que se sientan cómodos en él. Con esto, por supuesto consigues optimizar tu posicionamiento en los motores de búsqueda.

Esto lo logras al cuidar todos los aspectos técnicos y de usabilidad que les hagan el camino fácil a los buscadores a la hora de rastrear e indexar tu página para que sepan cómo clasificarlas en la SERP. Para ello, más allá de los factores técnicos, también es importante que los contenidos se comprendan bien a nivel semántico para que los algoritmos los capten mejor.

En este sentido es esencial que tengas presente estos elementos:

  • La adaptación de tu web a dispositivos móviles y ordenadores
  • La inclusión de palabras clave
  • La categorización de los contenidos
  • El uso estratégico de las URL, títulos y subtítulos
  • Una meta descripción bien empleada
  • Un contenido de calidad
  • Imágenes optimizadas
  • La velocidad de navegación
  • El enlazado interno

La otra cara del Pogo Sticking

También es bueno que sepas que Google no penaliza de buenas a primeras y que el Pogo Sticking no siempre es negativo y no tienes que ponerte nervioso si un usuario salta de una página a otra. Que esto ocurra no se debe siempre a que el usuario no está conforme con el contenido de la primera página que encontró. Muchas veces buscamos varias opciones de presupuesto si vamos a viajar o información de nuestro destino y saltamos de una página a otra para verificar o tener varias opciones.

Siguiendo esta lógica, Google realiza un cálculo para determinar si tu web está sufriendo Pogo Sticking por este tipo de “búsquedas variadas” o si es específicamente por el contenido que brindas. Igualmente, el algoritmo también evalúa lo que sucede con el resto de los resultados que aparecen cerca de tu sitio.

Cómo evitar el Pogo Sticking

  • Ofrece lo que tu meta descripción promete
  • Entrega contenidos de alta calidad no solo en el fondo (que sea valioso) sino en la forma (ortografía y gramática)
  • No utilices pop-ups muy intrusivos
  • Que tu página no tarde más de 3 segundos en cargar
  • Que tu web tenga un buen diseño

Lo más importante es que no olvides a tu público. El Pogo Sticking nos recuerda que no se trata sólo de complacer a los buscadores.