Tips para un copywriting especializado

Escribir es una tarea más sencilla para unos que para otros, pero puede resultar más amena y productiva si logras hacerlo de forma organizada y siguiendo ciertos pasos. Esto es primordial cuando te topas con temáticas de las que no tienes mucho conocimiento, y si escribes para el mundo digital, debes tener en cuenta que siempre llegarán clientes diversos. Es por esto que te traemos cinco consejos para un copywriting especializado.

La verdad es que escribir -y tener éxito- está muy ligado a tener talento y diferentes habilidades, pero también es cierto que se cultiva con la práctica, la lectura y la creatividad. Por eso, para mejorar todos tus textos en el mundo digital, no solo debes conocer de marketing y publicidad, sino que tienes que nutrirte en otros aspectos.

Aquí te enumeramos cuáles son esos consejos para que puedas sorprender cuando te toque dedicarte a temas especializados.

  • Conocer a la marca

Ya sea que escribas los artículos para páginas web, redactes los caption (pie de imagen) en Instagram, un tweet o la frase llamativa de un póster o cualquier arte que busque captar al público para realizar una acción, debes sumergirte en quién es la marca, qué vende y cómo habla.

Es importante conocer los aspectos que rodean a la marca: cuáles son sus orígenes, qué servicios o productos vende, su filosofía empresarial, cuál es su público objetivo y cómo es (branding), es decir, cómo habla, se ve y cuál es su estilo de venta.

Toda esta información es crucial para poder redactar cualquier texto de forma correcta, respetando la “personalidad” de la marca y cumpliendo la estrategia de mercadeo, para así lograr los objetivos, ya sean desde fidelizar a los consumidores o audiencia, incrementar las ventas o generar conocimiento de marca.

  • Aprender de las temáticas

No solo es necesario conocer a la marca, sino también las temáticas que la rodean. Y ¿qué quiere decir esto? Que si escribirás para una marca de quesos –por ejemplo-, no solo debes saber todo sobre los productos de dicha empresa y cómo ésta los elabora, sino que puedes ampliar tus conocimientos generales del tema para sacar provecho a distintos tipos de contenidos en digital.

¿Y cómo puede hacerse esto? Conociendo los orígenes del queso, más acerca de procesos, cómo pueden combinarse con diferentes tipos de bebidas –como los vinos-, en qué tipos de comida se elaboran mejor –recetas-, etc. Mientras más conozcas sobre el tema en general, mayores posibilidades de saber cómo abordar, no aburrir y qué diferentes contenidos puedes elaborar.

  • Competencias y expertos en los temas

Otra actividad que puedes realizar para mejorar tu copywriting más especializado es ver contenido de otras marcas sobre esos mismos tópicos de los que debes escribir. No para copiarte, sino para analizar qué temáticas dentro de ese espectro ya están trillados y qué no han hecho, así podrás descubrir nuevas formas de abordar los temas y darle a la audiencia nueva información.

Asimismo, involucrar a expertos en los temas puede ayudarte a darle credibilidad a lo que haces, a través de entrevistas o poner en práctica las alianzas. Todo esto involucrándolo en el copywriting a través de artículos para blog con las entrevistas, o utilizando frases impactantes o parafraseando lo más interesante en nuestros textos.

  • Organizar para sintetizar

Sí, una vez realizadas nuestras investigaciones sobre las temáticas, lo ideal es organizar toda la información y realizar una curaduría de todo para utilizar lo más relevante y que sí sirve para la marca, empresa u organización para la que realizamos copywriting.

  • Creatividad

Una vez que conozcas para quién o qué debes escribir, hayas realizado una investigación sobre los distintos tópicos y aspectos que lo envuelven, así como estudiado a la competencia y tomado el recurso de expertos en los temas, y hayas hecho una curaduría de toda la información recabada… solo queda la creatividad.

Y es que para escribir de forma que impacte, llame a la acción y/o venda, hay que ponerle mucha creatividad, además de saber de lo que se habla. Es por ello, que una vez que estás empapado del tema es mucho más fácil dejar fluir la imaginación y encontrar nuevas maneras de comunicar con propósito, cumpliendo objetivos.